SOBRE DAR CONSEJOS Y HACER CRÍTICAS

La mejor manera de transformar al otro en un inutil o hacerle sentir como tal y acabar con su autoestima es decirle lo que tiene que hacer, cómo tiene que hacerlo o cómo lo harías tú. El mensaje que transmitimos cuando hacemos esto es el de “Yo sé mejor que tú lo que te conviene”, “Yo tengo más capacidad que tú” y por eso “Te lo digo por tu bien”. Esa actitud de superioridad, basada en la critica de aquello que según nuestra interpretación personal de la realidad no es válido, aceptable congruente o bueno para el otro, cuando se mantiene en el tiempo y se pone en practica sin que la persona que recibe los consejos los haya solicitado previamente, no solo destruye cualquier base saludable de comunicación entra las personas, además evita que el otro aprenda por sí mismo, invalida su capacidad de superación a través de su propio potencial y general dependencia. Una de las bases fundamentales del coaching es el “no juicio” precisamente por esto. Un buen coach es un observador, paciente y curioso, que admira desde el acompañamiento, el proceso del cliente desde que descubre lo que quiere hasta que se convierte en la mejor Sigue leyendo →