¿Sientes que tu mismo te limitas? El demonio del autosabotaje

¿CÓMO TE SABOTEAS?

¿QUÉ SON LOS SABOTEADORES INTERIORES?

¿Alguna vez te has parado a escucharte?, ¿Cuántas voces parece haber en tu mente?

En los dibujos animados, a los saboteadores interiores se les pone forma de demonio así como a los potenciadores de angelito o de conciencia como Pepito Grillo.

Ponle un nombre, una cara, y un tono de voz a tu Pepito Bueno, y uno al malo, al negativo, al que te dice cosas malas sobre ti, sobre los demás, sobre lo que te ocurrió (no se desengancha del pasado), sobre lo malo que es lo que te ocurre (te victimiza) y sobre lo que te ocurrirá o ocurriría (el catastrofista)

Ponles cara, cuerpo, forma y nombre para poder trabajar con ellos.

POR EJEMPLO PONGAMOS UNA PERSONA QUE TIENE MIEDO A HABLAR EN PUBLICO. ¿QUÉ SE DICE ANTES DE SALIR A HACERLO PARA FOMENTAR ESE MIEDO?

SI SE DICE MENSAJES COMO, “NO VOY A SER CAPAZ” , O SE IMAGINA ESTROPEÁNDOLO  TODO, CADA VEZ TENDRÁ MÁS MIEDO, SU CUERPO SE TENSARÁ, O TRANSMITIRÁ A SU PUBLICO Y TODO SU MENSAJE SE VERÁ NUBLADO POR SU ENERGÍA NEFASTA.

PROBABLEMENTE LE CUESTE MUCHO MÁS HACERLO Y PUEDA LLEGAR A RENDIRSE.

Tu saboteador principal eres tu mismo en diminuto cuando te tratas mal.

Te propongo un ejercicio:

Seguro que hay un mensaje limitante en tu mente que te repites continuamente, búscalo y sácalo a la luz. Anótalo en un papel.

1. Párate a escucharlo, visualiza a forma que tiene la voz que te lo dice, genera una imagen de quien te lo transmite. Imagínate caminando por la calle y que en uno de tus hombros va este personaje limitante acompañándote con sus habladurías.

2. Escribe en un papel cómo es, lo más concreto que puedas, y si puedes de dónde ha salido y cómo llegó a ti.

3. A continuación, túmbate e imagínate en tu lugar favorito de cuando eras niñ@ , visualízate a ti mismo con 6 años más o menos y obsérvate.

4. Pídele a ese niño interior que te guíe y te ayude a darte mensajes mejores.

5. Una vez tengas a tu saboteador y a tu apoyo, ya sólo necesitas una herramienta aplasta saboteadores.

Te servirá que cuando tu limitante hable, y después de contestar con tu apoyo des una palmada al aire imaginando que está dentro de tus palmas. De forma visual, auditiva y kinestésica estarás apagándolo durante unas horas… Ancla al hecho de derrotar al saboteador cualquier gesto que a ti te sirva, siempre el mismo.

Ejemplo: spray imaginario anti saboteadores, espátula anti-saboteadores, martillo machacador de saboteadores, palmada al aire…

¿Cómo sería tu vida sin auto sabotaje?

¿Cómo sería tu vida si hubieses dado más fuerza a tu niño interior que a tu saboteador en el pasado?

Reflexiona sobre esto por escrito una vez hayas hecho el ejercicio.

 

Comments

comments