DESAPEGO: ¿CÓMO DECIR ADIOS A LAS PERSONAS QUE NOS DAÑAN?

Podemos hacer limpieza. Podemos darnos permiso para no querer a nuestro lado a aquellos que no nos demuestren merecerlo. Podemos alejarnos de las personas que deliberadamente o no, indirecta o directamente nos hagan daño. Podemos permitirnos el hecho de alejarnos de cualquiera que hable mal de nosotros, nos juzgue o nos hiera por el mero hecho de no comprendernos. Podemos no llevarnos con adultos que se portan como niños o llevarnos con ellos desde nuestro niño interior. Podemos respirar profundo y enseñar la puerta de salida a cualquiera que nos traicione independientemente de cual sea o haya sido su posición en nuestra vida. Podemos elegir perdonar a quien nos apetezca y sencillamente obviar a quien ni siquiera merezca esa parte de nuestra energía. Podemos, empatizar con las lecciones que nos pone la vida en forma de personas pero no hay necesidad de poner la otra mejilla. Podemos sencillamente, dejarlos ir. No malgastar nuestra energía. Para siempre, por una temporada, durante unas horas. Podemos protegernos como creamos conveniente siempre que eso no suponga dañar a nadie más.Podemos confiar en que cada uno de nosotros tiene sus propias lecciones por delante y en que todas las personas que están en nuestra vida Sigue leyendo →