Hemos llegado a un acuerdo de cesárea con el hospital!!

Hace un rato hemos salido de la reunión con el hospital, finalmente en la semana 39 daremos a luz por cesárea programada con anestesia general, si no nos ponemos antes que será el mismo procedimiento pero por urgencia. Todo el personal está informado de cómo debe hacerse.

Nos han explicado que nos dieron la visión de que el parto con epidural era lo mejor porque se ciñeron a la opinión de mi neurocirujano, después de lo sucedido han vuelto a reunir al equipo de anestesia y la jefa nos ha explicado que ella no opina igual que ese médico.

Así como nos dijeron en consulta la anestesia epidural y la raquídea están contraindicadas en mi caso.

Finalmente el Jefe de ginecología con la mejor actitud que podíamos encontrarnos nos ha ofrecido, porque tiene que hacerlo, el parto vaginal con analgesia que comprendemos todos es un riesgo de dolor y ruptura de quiste (aun que el neurocirujano opine que no pasaría nada los otros profesionales que he consultado nos han indicado que la pérdida del líquido cefalorraquideo no sería inocua) , o la segunda opción que es anestesia general programada para cesárea que es lo que hemos elegido.

Podíamos haber ido a hablar con él jefe de ginecología de nuevo antes de hacerlo público, es cierto, pero el día que salimos de la consulta de anestesia con la información que nos dieron nos sentimos completamente desbordados, asustados, contrariados y desconfiados de todo el equipo médico y como no nos fiabamos elegimos la vía administrativa de reclamación oficial y la causa pública.

Si algo más sucediese, esperamos que no, acudiremos a él primero que ha puesto sobre la mesa todas las opciones dejándonos claro que se siguieron indicaciones de mi especialista y que él no se empeña en ninguno de los partos sino que tenemos que decidir nosotros sobre todas las opciones conociendo los riesgos.

Agradecemos poder elegir y el trato que se nos ha dado hoy y creemos se nos dará durante el parto.

En coaching decimos que el mapa no es el territorio. En este caso el territorio es el riesgo, el mapa es la interpretación que cada uno hacemos del mismo.

Nos sentimos cómodos con la decisión que hemos tomado. Alma hará piel con piel con su papá primero y después conmigo. Y saldremos felices y contentos de allí con ella en brazos como debe ser.

Por fin me siento “tranquila”. En tres semanas Alma respirara en el mundo sana y salva y yo podré pasear con ella y su carro y hacer la vida lo más parecida posible a la de una mamá normal porque mi cuerpo no habrá sufrido un esfuerzo extra del que desconocíamos el calibre de las consecuencias.

Infinitas gracias a todos los que nos habéis apoyado en estos cinco días por aquí, por teléfono y por email. Hemos casi alcanzado las 700 firmas de personas de todo el mundo, hemos contribuido a dar a conocer la enfermedad y gracias a todos vosotros a partir hoy las palabras “quistes de tarlov” harán saltar alarmas en siguientes casos y en nuevos entornos.

Ese es el mejor bien que ha hecho hacer esto público, no soy la única con esta enfermedad y que se conozca es un gran paso para los enfermos y para las siguientes embarazadas.

Sobra decir que me alegro de dar a luz en Getafe, siempre he querido que así fuese.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.