“Cómo iba a saber yo que pasaría esto por dejarle ver videos en mi móvil a mi bebé”

No se por dónde empezar para no herir la sensibilidad de nadie, supongo que eso si hablo claro es imposible, así que haya vamos y perdonadme si toco alguna zona sensible.

La hemos liado. Hemos dejado que Alma viese puntualmente los dibujos en un móvil y en una telévisión, en momentos ocasionales, en casa de sus abuelos, en el coche cuando lloraba mucho…

Peor aún que esto es, que en sus primeros meses me ha visto trabajar todo el día mano a mano con el móvil y el portatil…

Y peor aún que esto es que el tiempo que he pasado con ella lo he pasado en su mayoría trabajando no jugando.

Afortunadamente me he dado cuenta a tiempo de que aún llegando a todo, no estaba haciendo lo suficiente POR MI HIJA.

Dicho esto como introducción os cuento qué me ha llevado a esta conclusión que me hace un nudo en el pecho.

Esta semana el debate de nuestro Instagram se ha centrado como sabeis en si los bebés y niños deben de tener acceso a los móviles y pantallas desde pequeños, cuándo y para qué.

Creo que la mayoría de las mamás, salvo alguna muy tajante con el tema, sucumbimos alguna vez a esto, vivimos estresadas y con mucho que hacer y poco tiempo así que es fácil dejarse llevar aunque sean cinco minutos, yo no me siento orgullosa y eso que insisto han sido mini tiempos. Pero yo hoy me he asustado, se me han pasado por delante todos estos años soñando con ser la mamá de Alma y he visto como literalmente caían a un enorme montón de basura y vídeos.

Mi susto ha llegado gracias a un cabreo monumental de mi hija de 5 meses por no dejarle el móvil. Eso que para ella no es más que un lugar del que salen luces que la tiene embobada minutos (como a mi horas), no estaba disponible. Y se ha molestado. Si, con 5 meses.

Me he dado cuenta entonces de la mega asociación que tiene ya hecha entretenimiento-pantallas, y vista su reacción, después de hablarlo con su padre, que a su vez tendrá que hablarlo con los abuelos… hemos tomado la decisión de no dejar que vea más tv ni móviles cómo método de calma. Si a ponerle música, no a ponerle pantallas.

Pero como sé, porque lo sé, que esto va a traer cola y que no va a ser tan fácil el dejar de hacerlo “por mis santos ovarios bien informados”, como siempre, he ido a documentarme para tener argumentos más allá del “porque yo lo digo”.

Vayan por delante mis compromisos:

  • Alma seguirá apareciendo en algunos de mis vídeos pero muy puntualmente, voy a tratar de que no me vea grabar, ella no lo comprende pero si lo aprende.
  • De la misma manera voy a tratar de que las fotos no sean selfies, que no m evea con el teléfono al hacerlas vamos.
  • El tiempo de Alma de ella es, me he comprometido a usar el teléfono sólo cuando tenga una llamada o ella duerma. En caso contrario será desde una habitación distinta. Mi hija tiene que aprender que mamá y el móvil no son un único ente.

Ahora sí que si, las consecuencias del uso de pantallas en bebés como entretenimiento  en lugar de  juegos, canciones o ejercicios a nuestro lado.

  • La primera es que si está la pantalla no tengo que estar yo. Básicamente a veces se nos olvida que tenemos un compromiso de ciudado y protección con nuestros peques y su salud, o simplemente le restamos importancia porque nos conviene hacerlo. Hay que asumirlo, ser padre cansa, un huevo xxl además. Es agotador y no siempre tienes ideas sobre cómo entretener al peque.
  • Dato demostrado: Los niños aprenden mejor de las interacciones con personas, la exposición a pantallas antes de los dos años ralentiza y disminuye su desarrollo.
  • Dato demostrado: El uso de pantallas desde bebés daña significativamente la vista de forma temprana además.
  • Dato demostrado: Además del desarrollo físico y psicológico mermado, la exposición a estos elementos empeora generosamente el desarrollo de su lenguaje.
  • Dato demostrado: Otros efectos negativos: incremento de conductas agresivas, (rabietas?), problemas relacionados con la imagen corporal y el autoconcepto, obesidad, problemas nutricionales, empeoramiento del desarrollo cognitivo, trastornos del sueño…
  • Dato demostrado: El uso continuo de teléfonos móviles y pantallas provoca a medio largo plazo problemas de concentración-distración, reacciones desmesuradas de ira, contracturas y deficiencias musculares, irritación ocular, dificultades para conciliar el sueño, problemas con el rendimiento escolar, déficit de atención, problemas de memoria, disminución de vitamina D por ausencia de actividades al aire libre, trastornos de peso, retrasos en la motricidad fina (coordinación de manos y ojos), disfunción creativa y de socialización…

Esto solo en bebés, que no me he metido a documentarme sobre consecuencias en preadolescentes por ejemplo. Insisto, sólo en bebés de menos de 18 meses que no es poco.

En resumen, que no es sólo lo que les daña o lo poco que aprenden los menores de 18 meses de las pantallas. Es lo que dejan de aprender, de observar, de interactuar y de vivir con nosotros mientras las miran.

¿Ya, y qué hacemos? Tengo que cocinar, hacer la casa, conducir sin parar, ir al médico, descansar… y la tablet, el móvil o la tv me hipnotizan al niño un rato.

Lo primero es pensar qué es primero para nosotros, lo segundo esforzarnos un poco más por encontrar actividades no lesivas para los ojos ni el desarrollo de nuestros pequeños y adaptar nuestras vidas a esto, pensando en que nada es para siempre, los niños evolucionan constantemente y aprenden a entretenerse con su propia fantasía, con la lectura, pintando… que a nosotros nos pueda parecer un coñazo o que nos queramos tapar los ojos frente a las consecuencias demostradas de exponerles a la tv

Lo tercero: aplicar la mejor de las máximas, EL EQUILIBRIO ESTÁ EN EL SENTIDO COMÚN. 

Nuestros hijos podrían acabar pareciendo auténticos inútiles sociales si no tienen ni idea de tecnología, pero tienen muchos años por delante afortunadamente para aprender.

Un rato, un día, un momento, una canción teniendo en cuenta todo lo que os he contado arriba no va a destruir su cerebro. Muchos ratos, muchos días, muchos momentos, muchos vídeos musicales tampoco lo harán. (De la muerte celular del tejido de los ojos por culpa de las luces de las pantallas podeis leer en las fuentes abajo)

Lo que si va a pasar en los segundos casos es que es probable que desarrollen adicción al móvil (y detrás de una conducta adictiva viene otra os lo digo yo), introversion sostenida en el tiempo, dificultades a la hora de socializar, trastornos de atención… lo que os contaba arriba, así que me alegro de las decisiones que tomamos mi marido y yo al inicio.

Si no me hubiese tapado los ojos frente a las consecuencias del uso de pantallas con bebés tan pequeñitos probablemente no habría llegado a esto.

Algunas alternativas en orden según van creciendo:

  • Libertad de movimientos en bebés muy bebés: Un suelo blandito antideslizante o una manta de juegos nos pueden servir para tirarnos al suelo a jugar con nuestro bebé, estaremos ahí para evitar los coscorrones demasiado fuertes y alentarle a avanzar y aprender a gatear.
  • Jugar con texturas y tesoros,muchos objetos cotidianos llamarán la atención de tu bebé puedes ir descubriendolos poco a poco.
  • Bailar o hacer ejercicios en una esterilla de yoga con él o ella.
  • Cantar, puedes poner las canciones de fondo sin video.
  • Enseñarle a comer
  • Jugar en el espejo, hacer muecas.
  • Reconocer caras, animales, imágenes.
  • Juegos con piezas grandes de madera.
  • Descubrir olores y sabores
  • Jugar en el agua
  • “Cucu tras” y “que te cojo”
  • Ejercicios de equilibrio
  • Masajitos
  • Gimcanas de obstáculos
  • Retos adaptados a su edad y desarrollo

Fuentes consultadas: 

https://www.healthychildren.org/Spanish/family-life/Media/Paginas/why-to-avoid-tv-before-age-2.aspx

Los niños y la exposición a televisión, móviles y tablets: ¿qué dice la ciencia?

https://www.clarin.com/entremujeres/hogar-y-familia/hijos/efecto-celulares-salud-bebes-chicos-menores-anos_0_S14HS8oKg.html

http://www.quo.es/ciencia/demostrado-las-pantallas-de-tablets-y-telefonos-danan-los-ojos

https://www.bebesymas.com/salud-infantil/ojo-a-las-pantallas-danan-la-vista-de-los-mas-pequenos

 

 

Comments

comments