¿Por qué no vamos a seguir con la alimentación BLW?

Me gusta ser una super mamá new age.

Yo quería ser este tipo de mamá porque se informa y aplica lo más novedoso por ser “lo mejor” “cientificamente demostrado”, los avances ahí están y están para algo.

Hay un montón de gente dejándose la piel en estudiar a los niños para que cada vez demos con mejores maneras de criarles, y no quiero obviar que evidentemente si este tipo de alimentación está tan recomendada por algo será, el caso es que a mi no me funciona.

Eso si, si me dejase llevar por todas las tendencias no viviría os lo digo.

La BLW se trata de alimentación autorregulada por el bebé, en trozos, a partir de los seis meses como complemento a la leche, hasta los 9 meses más o menos que ya empiezan a necesitar un mayor aporte calórico (estandarizando niños).

Tal y como yo pensaba y he contrastado con amigas que ya son madres múltiples, lo que estamos llamando BLW no es más que lo que se ha hecho toda la vida pero con un sistema de reglas, en mi opinión demasiado estandarizado y recubierto de un fino olor a “hacemos negocio con esto porque está de moda” disfrazado de “para ser buena madre tienes que saber esto”

Yo empecé saltandome las reglas, para no variar, dejando que mi hija chupase un trozo de pan, que le encantó pero le dió una arcada. Experiencia sin mayor importancia pero que nos puso en alerta de los atragantamientos.

Después de esto, comenzamos a “hacerlo bien” tres días por alimento, cocción adecuada, corte en bastones, en la trona super atentos, sin sal, sin distracciones…

Total, que no estoy opinando sin probar. Y estas son mis conclusiones personales.

  1. Hay menos riesgo de atragantamiento que con la alimentación líquida: No me cabe en la cabeza que haya menos riesgo de atragantamiento dándole una patata cocida en trozos a un bebé en lugar de un puré. Lo leeré 100 veces y seguirá sin caberme, llamarme incredula. Me parece de lógica aplastante que hay más riesgo. Sé que los bebés tienen un reflejo para evitar atragantarse, que así les enseñamos a manejar sólidos en la boca de la misma manera que les enseñamos a nadar para no ahogarse y que el riesgo de atragantamiento va a estar ahí durante toda su vida con comida, con juguetes.. pero sigo sin comprender lo de que hay menos riesgo y creo que puede aprender a masticar con mayor seguridad cuando empiece a comprender mis explicaciones.
  2. El bebé aprende a masticar: Yo creo que el cuerpo saca los dientes cuando ya estamos listos para masticar, sino naceriamos con ellos ¿no? Mi niña sabe mucho de beber pero de comer nada de nada.
  3. Esta alimentación es más cómoda y te da menos trabajo: Y un cuerno de unicornio. Desde luego me parece mucho más cómodo que ella coma y pruebe de lo que comemos nosotros que es a lo que si tiene que habituarse que el hecho de estar cocinando tres patatas cocidas cada dia tres días que luego encima ni come apenas, y no me extraña, una cosa es experimentar sabores y otra alimentarse a judia verde insipida tres dias seguidos. Es que me daba una pena ver sus caras…
  4. El bebé descubre así los olores, las texturas y los sabores por sí mismo: Bueno vamos a ver. Entre darle todos los dias una pieza de comida a trozos a tu bebé y no dejar que la huela ni la toque jamás hay un trecho. He comprobado en mis carnes que podemos de vez en cuando dejar que Alma toque y pruebe la comida que nosotros estamos comiendo, con un poco de cuidado con la receta usada  (una cosa que si hago es no darle a probar dos alimentos nuevos de golpe más que nada por eniquecer su experimentación porque de las intolerancias te hablo más abajo). Por tanto, ella también descubre olores puros de cada alimento, texturas y sabores. Que por cierto tiene tantas texturas descubiertas ya entre juguetes y comidas que no se yo si no se hará modista gracias a tanta sobrexposición textil. Pero oye, que sea lo que ella quiera faltaba más. Lo que yo creo es que este argumento me resulta poco solido una vez hemos probado el término medio.
  5. Fomenta la independencia temprana del bebé: Pues qué quereis que os diga, los días que hemos estado haciendo esto, hemos estado más encima de ella que nunca porque evidentemente tienes que estar super atento por si se te atraganta con lo cuál no solo no le quitas ojo sino que además toda tu energía está tensionada por si algo sucede y yo creo que esto el bebé lo nota.
  6. El sistema BLW detecta intolerancias de forma temprana: A ver, una amiga me contó que lo de probar los alimentos 3 días seguidos a ella le había ayudado a detectar que en el tercer día una fruta le dió reacción a su bebé. Desde ese punto de vista me parece muy seguro. Pero claro. Yo  he sufrido una vez en mi vida un edema de glotis, que significa que se te cierra la garganta y dejas de respirar como consecuencia de una reacción alérgica a algo. En mi caso fue a una medicina que llevaba años tomando y que de repente me dió reacción. Ahora recordando esto me planteo la de historias que conozco de alergias e intolerancias que se han dado con el tiempo, con lo cual, deja de sostenerseme lo de los tres días, aunque me parece una buena prevención insisto.
  7. Ayuda a desarrollar la coordinación y la motricidad fina: Pues si, como muchas actividades que podemos hacer con nuestro bebé, quiero decir, que esta no es la única manera de ayudarle en esto.
  8. Prueba más variedad de alimentos poco a poco y con este sistema comerá mejor en el futuro: A mi se me hace muy controlado todo, la antítesis de fluir con la naturaleza. Mi madre me daba pures y yo como de todo, menos conejo porque me recuerda a mi sobri mascota, cordero porque es muy fuerte y cabezas de mariscos y visceras básicamente porque me dan asco.  A Alma le llama mucho la atención vernos comer, ella ya coge su vasito, sujeta su cuchara y se la intenta llevar a la boca y abre los labios como un pececito cuando algo le apetece, creo que esa es mi mejor guia. Cocino sin sal y sin salsas añadidas y de esa manera ella experimenta probando lo que le llama la atención que suele ser aquello con lo que nos ve disfrutar a nosotros.
  9. Evitas las manias a los alimentos: Perdonadme pero esto si que no me lo creo, si le gusta le gusta y sino no. No comprendo por qué habrían de gustarle más cosas por iniciar su alimentación complementaria a trozos en lugar de a pures si tu le muestras los sabores por separado de la misma manera y combinas los purés con la experimentación y el chuperreteo controlado del alimento entero de toda la vida de Dios.
  10. Los niños aprenden a comer más sano, evitando los procesados: Más de lo mismo, esto dependerá de la cocina que hagamos ¿no? Un niño que aprende a comer con BLW una vez coma normal puede sentir interés por un donut si lo ve en casa o en la calle y lo asocia a algo positivo, no creo que tenga nada que ver. De la misma manera, una mamá que hace BLW ¿no volverá a comprar tomate frito de bote jamás? Pues si te puedes pasar la vida en la cocina genial pero si tienes 80.000 cosas más que hacer digo yo que antes o después tu bebé probará un zumo de brick.
  11. Se respeta más al bebé y sus preferencias: Yo no me siento irrespetuosa con mi hija por darle una alimentación mixta. No hacer BLW no significa que le vaya a obligar a comer algo que le disguste. No se me sostiene tampoco este argumento.
  12. Menos riesgo de sobrepeso por el hecho de respetar su hambre y su saciedad: ¿Y sin la BLW tendremos niños morsa? Otra cosa que me parece absurda lo siento, el respeto por su hambre y saciedad no tiene nada que ver con comer o no en trozos. Si tu hijo cierra la boca no tiene más ganas. Punto.
  13. Se favorece la seguridad:Insisto en que no entiendo cómo hay quien cree que este método es más seguro.
  14. Se favorecen las relaciones emocionales sanas con la comida: De nuevo pienso que esto no depende del método con el que aprenda a comer sino de la actitud que tenga quien le acompaña en este aprendizaje, si chantajeamos, coaccionamos, forzamos… usemos el método que usemos vamos a crear una relación amor odio con la comida por no hablar de los múltiples factores que afectarán a esto a lo largo de su desarrollo.
  15. El bebé aprende a comer sin necesidad de triturar: ¿Habeis probado la vichisoise de la thermomix? ¿y el gazpacho? Me encantan las cremas… Y en casa, ¿a veces comeis sopas? Yo opinio que ni tanto ni tan calvo, tan importante me parece saber comer sólido como líquido.
  16. Se le incluye en las comidas familiares, se sienta con todos, asociando el acto de comer con algo positivo: ¿Y si no  hace BLW no? Pues mi hija come y cena con nosotros todos los días, y nos lo pasamos pipa, porque entre probar sabores, mi plato, su plato, y sus expresiones y jugueteos cada comida se convierte en un rato en familia super divertido.

El que más ha perdido al dejar la BLW os digo yo que es Lolo, nuestro hijoperro, porque se encargaba de aspirar todo lo que caia de la trona, que era casi el 100% de los alimentos previamente prensados.

En definitiva, mi conclusión final es que opino que lo mejor para cada bebé no es lo que opinan ni un libro, ni una tendencia, ni los percentiles, ni siquiera un pediatra, lo mejor para cada bebé es el instinto de su madre. Quizá ya no cumpla todos los requisitos para ser una super mamá new age 🙁

 

¿Cómo ha sido tu experiencia enseñando a comer?

 

 

Comments

comments