Tercera clase preparto: frente al dolor del parto

Una de las cosas más importantes que me queda clara tras esta clase y que me sirve para reafirmar lo que ya sabía es que neustra actitud mental durante el parto es de vital importancia para el afrontamiento del mismo.

Si llegamos al parto cagadas de miedo, pensando en todo lo que puede salir mal y con  un lenguaje interno negativo es probable que lo pasemos fatal incluso afrontando el dolor.

En cambio si nos acojemos a la información y herramientas que tenemos y que voy a exponer aquí estaremos mejor y más tranquilas.

Lo primero es informarse de qué recursos tiene nuestro hospital, qué tipos de partos pueden ofrecernos y de anestésias. En algunos ya hay bañeras, salas de baja intervención especialmente acondicionadas, (en las que si te ponen epidural no puedes parir), uso de walking epidural (una anestesia que te quita casi todo el dolor pero te deja andar y empujar)….

Lo segundo es estar siempre apoyada, contínuamente.

FRENTE AL DOLOR:

  • Una vez aparecen las primeras contracciones, para evitar llegar al hospital y que nos manden a casa y salvo que rompamos aguas y el líquido sea oscuro como os conté en la clase 2, aguantaremos dos o tres horas ovbiandolas hasta que sean contínuas.
  • Usar respiraciones para concentrarnos es algo que además nos alivia.
    • En la fase de contracciones primera, la lenta: Respiramos por la nariz expulsando por la boca para oxigenral al bebé combinando respiración torácica con abdominal. El proceso es: 1respiración profunda abdominal lenta justo cuando viene la contracción, despues de seis a ocho respiraciones cortas rápidas torácicas y al irse la contracción otra profunda y lenta abdominal.
    • En la fase activa, cuando ya son contínuas: Respiramos cuando llega la contracción usando nariz-nariz rápido, cuando llega el pico de dolor pasamos a nariz-boca entreabierta, y cuando se está acabando hacemos una abdominal lenta.
  • Movimiento, en caso de querer epidurar intentar aguantar un poco para que podamos aprovechar a movernos y acortemos el parto. Caminar, bascular la pelvis, colgarnos de nuestra pareja…
  • La verticalidad favorece que el bebé se encaje y esté mejor.
  • La pelota bobath si la tienen puede ayudarnos, es una de esas de pilates.
  • La inyección de agua estéril frente al dolor de los partos de riñones, que se hace en el sacro, en el “rombo michaelis”, pinchando cuatro veces generando cuatro pequeñas pápulas que tienen efecto 90 minutos desde unos segundos después.
  • El uso de tens electromagnéticos en espalda y  lumbares
  • Una ducha o baño de agua caliente
  • Un masaje lumbar y sacro con aceites esenciales
  • Acupuntura
  • Digitopuntura
  • Homeopatía
  • Hipnosis como explica el Doctor Ángel Escudero
  • Aromaterapia
  • Musicoterapia
  • Flores de Bach
  • Reflexoterapia
  • Y Caricioterapia Reiki que aporto yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.